Articulos: 0 un.
Total: 0,00 €

comprar

Categorías

 

 

Buscador



 

 

Buscador por marcas


 

LOS CORALES Y EL CALCIO



PRIMERA PARTE

En anteriores capítulos, hemos podido ver ciertos detalles del montaje de
nuestro acuario, como montar nuestro espumador y el equipamiento de
filtración. Lo hemos iluminado correctamente y hemos dispuesto su circulación de la forma más adecuada. Una vez introducidas las especies y construido un acuario de arrecife rebosante de vida, nuestro próximo objetivo es conseguir que esta se desarrolle de forma exuberante,regalándonos el esplendor de cientos de asombrosas formas y colores. Para conseguirlo, vamos a observar el
aspecto nutricional más importante de todos desarrollo de nuestros
invertebrados: El calcio.
¿Dónde está el calcio en nuestro arrecife?
Básicamente, la biología divide al reino animal entre vertebrados e invertebrados. La diferenciación radica en la existencia o ausencia de columna vertebral en cada especie. Sin embargo, esto no significa que la mayoría de los invertebrados carezcan de un esqueleto o estructura que sea usada como refuerzo o protección. Exceptuando unas pocas especies
que emplean ácido silícico para construir sus esqueletos o conchas (las algas diatomeas, por ejemplo) todas las demás especies de la tierra que tienen
algún tipo de esqueleto o concha, utilizan como principal componente el calcio. En el caso de los corales son divididos entre duros y blandos. El carbonato de calcio está presente en ellos en diversas formas: En algunas
especies de corales duros, podemos observar su esqueleto a simple vista, ya que este se encuentra tanto en el interior de la colonia dividiendo sus pólipos
como en el exterior, cumpliendo la misión de sujetar toda la estructura de la colonia (por ejemplo, “goniópora lobata”). La mayoría de los corales blandos también poseen esqueleto, aunque a su manera. Corales como los del el género “sinularia” o “dendronephtya” incluyen entre sus tejidos, cientos de “diminutos huesos” que no son otra cosa que cristalizaciones de carbonato de calcio de belleza singular, ya que su estructura recuerda a los cristales de hielo. Estas espículas calcáreas cumplen la misma función que
en los corales duros, pero aportando flexibilidad al coral. Debido a la naturaleza transparente de el coral dendronephtya es posible obsevar a simple vista sus espículas en forma de “lanza”. Las esponjas contienen también espículas en sus tejidos, aunque en muchos casos su composición es silícea.

Otras especies como los moluscos dependen del calcio para construir sus conchas. Los nautilos, las sepias (osificación interna) mejillones, almejas, tridacnas etc. no son capaces de vivir sin calcio. Por último, todos los crustáceos también poseen un caparazón de carbonato de calcio que mudan periódicamente. De hecho, un arrecife no es otra cosa que un enorme cementerio de esqueletos corales, con una delgada capa de vida en su superficie. Este bio-estrato está formado por especies adheridas
a un substrato de carbonato de calcio, mezclado con sedimentos
orgánicos mineralizados de naturaleza muy porosa. Al morir algunas de ellas, se descomponen sus tejidos orgánicos dejando su duro
esqueleto a merced de una nueva generación de vida. A estas especies las llamamos “constructoras de arrecife” ya que su esqueleto junto con ciertos sedimentos, forman la matriz de nuestras apreciadas rocas vivas.
Por consiguiente, las rocas vivas son fragmentos de un arrecife y están formadas por esqueletos muertos de corales constructores de arrecife y sedimentos orgánicos mineralizados y aglomerados. Un arrecife, que tiene un crecimiento aproximado de un centímetro y medio por año, debe su desarrollo al carbonato de calcio que logra producir.

¿Cómo producen el calcio los corales?
Los corales sólo pueden obtener el calcio del medio que les rodea, es decir, del agua marina. Sin embargo, el Carbonato de calcio que compone el esqueleto de los corales es insoluble en el agua del mar. Sólo empieza a
disolverse a partir de un PH inferior a 7,8. Esta característica garantiza la integridad del esqueleto de los corales, ya que el PH del agua en el mar ronda valores entre 8,0 y 8,3. Los corales pueden obtener el carbonato de calcio de diferentes formas, como por ejemplo a partir de bicarbonato de calcio Ca(HCO3)2 y el dióxido de carbono disuelto en el agua en forma de
ácido carbónico. Este es el método natural y más común empleado por los corales en el mar.
Sin embargo, los corales pueden obtener el calcio a través de otras formas. Por ejemplo, si en el agua existe cierta cantidad de cloruro de calcio, (CaCl2) puede hacerlo reaccionar nuevamente con otro componente importante de la dureza de carbonatos del agua:
El FORMACIÓN DE ÁCIDO CARBÓNICO:

CO2 + H2O = H2CO3
Dióxido de carbono + agua --------> Ácido carbónico

REACCIÓN QUÍMICA EN LOS CORALES I:

Ca(HCO3)2 + H2CO3 -----> CaCO3

Bicarbonato de calcio + ácido carbónico = carbonato de calcio
bicarbonato de sodio 2NaHCO3 para obtener nuevamente el codiciado bicarbonato de calcio:

A diferencia de la reacción anterior, esta si que desprende un sobrante que por otro lado, es muy común en el agua del mar: La sal (Na CL)

Otra fuente de calcio para los corales es el hidróxido de calcio. Cuando esta sustancia está disuelta en el agua puede reaccionar en los corales junto con el dióxido de carbono libre para formar finalmente carbonato de calcio o el también asimilable bicarbonato de calcio.
El hecho de que se produzca una reacción u otra depende se la cantidad de CO2 disuelto en el agua de mar. De esta reacción nuevamente se desprense un sobrante muy común en el mar, el agua (H2O)

Por último, podemos mencionar que los corales pueden asimilar el calcio de forma directa a través de una forma orgánica de calcio (gluconato de calcio) que puede ser absorbida directamente por los tejidos del coral y empezar a utilizarlos haciéndolos reaccionar con los carbonatos del agua y produciendo una vez más, carbonato cálcico. Aunque hemos mencionado las principales formas de asimilación de calcio por los corales, Otras reacciones de menor importancia también son producidas son producidas en el acuario para construir su esqueleto y que omitiremos en este artículo.

En la segunda parte, trataremos los diferentes métodos de administración y dosificación del calcio en el acuario de arrecife, exponiendo sus ventajas e inconvenientes. También hablaremos a cerca del equilibrio químico que necesita el calcio en el agua salada con especto a otros componentes de esta.

REACCIÓN QUÍMICA EN LOS CORALES II:
CaCl2 + 2NaHCO3 ------ Ca(HCO3)2 + NaCl
Cloruro Cálcico + bicarbonato Sódico = bicarbonato Cálcico +cloruro Sódico
REACCIÓN QUÍMICA EN LOS CORALES III:

Ca (OH)2 + CO2 ---- CaCO3+H2O
Hidróxido Cálcico + dióxido de carbono = Carbonato de calcio + agua



       Aberiak S.L. CIF- B48430656  |  Ollaretxe nº 35 - 48991 Getxo (Vizcaya)  |  Tel 944 300 345  |  Urgencias 615 746 155  |  Mail info@acuarioaberiak.com